Cuando el final de la vida solo es un comienzo

Cuando el final de la vida solo es un comienzo
diciembre 7, 2018 admin
In Uncategorized

Cuando el final de la vida solo es un comienzo

El duelo ante la muerte de un ser querido es siempre algo complejo que no atiende a demasiado normas conductules. En adultos y, sobre todo, en niños. Particularmente a estos últimos es importante hacerles comprender que todo final siempre conlleva un nuevo comienzo emocional. Sobre la pérdida habla esta joya literaria que hemos tenido la suerte de editar, Te llevo dentro de mí. En palabras de su autora, Isabel Abdilla Asenjo, «este cuento intenta ser una ayuda para aquellos niños que han perdido un padre o una madre y en los que se generan sentimientos de desconcierto, ira, frustración e impotencia que no saben gestionar. Ellos no entienden lo que ha ocurrido ni sus consecuencias, y tampoco saben en ocasiones cómo comportarse con el progenitor que se queda con ellos, sufriendo de igual modo, y al que no consiguen animar tan fácilmente como en otras ocasiones. La experiencia me ha demostrado que, lo que para los adultos es un tema tabú, los niños lo afrontan mejor y más rápidamente si, con cariño y las palabras adecuadas, se llama a cada cosa por su nombre en lugar de andar con rodeos y expresiones que pueden confundirles más que ayudarles. Es un relato que refleja una historia personal real y que intenta dar un poco de claridad a ese pequeño mundo de confort que de repente se les desmorona».

Te llevo dentro de mí cuenta la historia de Curro y Javier, dos peques que, pese a su corta edad, tienen que enfrentarse a uno de los momentos más duros de sus vidas: la pérdida de su padre. A través de varios estados emocionales recorrerán un difícil camino en el que su madre irá respondiendo a sus dudas y temores desde el cariño y la sinceridad, para que, poco a poco, puedan entender y gestionar el proceso de duelo.

Isabel Abdilla Asenjo nació en Valencia el 21 de agosto de 1977, donde reside actualmente, y es licenciada en Pedagogía por la Universidad de Valencia. Hija única, desde pequeña pasaba horas escribiendo relatos e inventando historias, en su mayoría cuentos, dada su vinculación formativa y emocional con los niños. A los treinta y ocho años pierde a su marido. Esta circunstancia, sumada a su afición por escribir, y la forma en que sus hijos le plantean sus dudas es lo que la lleva a contar esta historia con el humilde afán de poder ayudar a otros niños y familias en el mismo camino y, quizá, a los profesionales implicados en el proceso.

Firma las precisas ilustraciones Luis Manuel Cabrera, amante del dibujo y futbolero. Dio el salto al mundo de la ilustración realizando viñetas del día a día de su club favorito, el Sevilla F. C. Así llegó a colaborar para el propio club hispalense y a escribir su propia novela ilustrada, Yo soy el Sevilla F. C., de gran éxito entre los hinchas. Aquello le permitió asomarse al mundo literario ilustrando varios libros infantiles y portadas de diversos géneros y grandes autores. Destaca en el estilo cartoon, lo que le ha llevado llevado a dibujar para grandes empresas del sector como Penguim Random House. También le apasiona la animación, sector al que dedica su tiempo libre realizando cortos y series web. Pasa su vida entre lápices y folios con la única misión de entretener a los demás.

 

Comments (0)

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*