‘Ratón tiene un ovillo’: Un bálsamo curativo contra las emociones derivadas del duelo

Noticias | 0 Comentarios

Written by mrmomo

enero 21, 2022

Si, para trabajar con los más peques en el ámbito familiar o escolar, andas buscando un didáctico cuento ilustrado que, de manera fácil y amena, descifre y simbolice bien las emociones, así como la mejor manera de gestionarlas, en concreto las relativas a sentimientos de tristeza derivados de las situaciones de pérdida y duelo, no puedes pasar por alto el libro Ratón tiene un ovillo. Una historia sensible, muy bien desarrollada desde los puntos de vista creativo y pedagógico, que, además de entretener, actuará de bálsamo saludable para que niños y niñas empiecen pronto a entender los beneficios de identificar, nombrar y compartir (con los demás pero también, por supuesto, con ellos mismos, íntimamente; una manera de conexión o sintonía intrapersonal) cuanto sucede en el día a día, tanto bueno como menos bueno. Pues, como señala Ana Asensio, psicóloga y doctora en Neurociencia, especialista en atención temprana y familia, dentro del prólogo de esta obra: «El apoyo en la infancia es vital para que nuestros hijos y alumnos aprendan a adquirir autoapoyo y también ofrecerlo al mundo. […] El apoyo nace de la escucha, nace de la aceptación, nace de decir “Estoy aquí, a tu lado”, y de esta manera, con esa amabilidad, enseñar que la mejor medicina de la vida es ofrecernos al mundo desde la maravilla que somos, desde el amor que nace de nuestro corazón».

            Entre las páginas de esta especial obra aprenderemos jugando junto a la pequeña Ratón, quien vive en el prado Colorín junto a su hermana Ratona y sus padres. Pero estos cuatro roedores pasarán a ser tres cuando Ratona se convierte en arcoíris. Desde ese momento, Ratón sentirá un ovillo en su pecho, más concretamente a la altura del corazón… Tiene suerte de contar con una familia que la ayudará a deshacerlo.

Firma esta historia Marta Freire, también psicóloga educativa, coach y experta en procesos de duelo, quien apuesta por unos textos compuestos de frases cortas pero precisas, de ritmo ágil y tono cercano, metiendo por momentos al lector en la trama como un personaje más de ese universo de fantasía y sensaciones.

Por su parte, las ilustraciones de Nagore Valera Boado resulta ideales para primeros lectores: de trazos sencillos, ágiles, sumamente divertidas, donde priman los colores pastel.

Edad recomendada: a partir de tres años.

Recibe Ratón tiene un ovillo en tan solo 48h

Related Articles

Related

Publica con nosotros

¿Quieres publicar con nosotros? Déjanos tu información y contactaremos contigo por correo electrónico.