Sobre la magia de la libertad

Sobre la magia de la libertad
marzo 22, 2019 Pepe Iglesias
In Uncategorized

Sobre la magia de la libertad

María Coletas es mucho más que una simple domadora de circo… Porque no usa látigos, sino sus larguísimas trenzas que cambian de color cada vez que abraza a un animal. ¡Es, sin duda, la magia del amor, del cariño y del respeto! De hecho, pondrá todo su empeño en «sacar los pies del tiesto» para liberar a los animales de su cautiverio laboral. Pues María Coletas entiende que el trabajo de estos seres vivos está, a jornada completa, en la propia naturaleza. Pero, como en todo buen cuento infantil circense, siempre hay un malvado dispuesto a poner las cosas difíciles; en este caso, Bargos, el dueño del propio circo.

María Coletas es una obra de Noemí Valiente. Desde que era pequeña le gustan mucho las matemáticas, por eso disfruta con su trabajo de ingeniera civil. Pero lo que de verdad le encanta es inventar historias. Su padre le leía cuentos todas las noches y… así empezó todo. Cada martes esperaba al Bibliobús con tanta emoción como a los Reyes Magos. Cuando se hizo mayor escribió una novela. Encuentros con la casualidad, en la que hay muchos personajes y también suceden aventuras. Luego fue mamá y se convirtió en niña otra vez. Desde entonces construye un mundo lleno de historias para Alonso y Alejandra. Un día, una de sus aventuras ganó el Premio de Cuentos Infantiles del Camino de Santiago. Si quieres conocerla puedes encontrarla en sus historias, pero también jugando al escondite, subida en una bici o en la primera fila de todos los circos.

María y sus coletas no serían quienes son sin Gemma Campos, ilustradora. De pequeña se fijaba en cada pequeño detalle y, después, los dibujaba en su cuaderno. Los pies de su cama estaban llenos de cuentos y todas las noches soñaba con otros mundos repletos de cosas bonitas. Por el día pintaba esos sueños; en sus dedos nacía el color. Pasó el tiempo y la niña siguió pintando, porque solo de esta forma lograba ser feliz de verdad. Quería ser una gran pintora, así que estudió mucho y buscó al mejor maestro para lograr la perfección en cada trazo, en cada toque de pincel. Los pies de la cama de Gemma siguen llenos de cuentos. Cada día sus dibujos hacen el mundo más y más bonito.

 

Comments (0)

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*