Libro

ISBN: 9788417716929
Tamaño: 152 X 228
Páginas: 564
Categoría: Ficción general (infantil/juvenil)
Encuadernación: Tapa Blanda

La princesa de Hílfindor

22.95

Álganor, un mundo condenado desde que los mismos dioses iniciaron un eterno enfrentamiento entre luces y sombras. Dos casas, la de Gardaris y la de Kalian, que conformarán la de Hilion y, con ella, el reino de Hílfindor, destinado a mantener una tensa paz entre las órdenes. Pero donde existe poder siempre hay ambición y, por consiguiente, traición.

Magia, aventura y una búsqueda que traspasará el plano material hacia lo personal, la cual llevará a unos muchachos hasta los límites de lo humano y más allá para salvaguardar todo aquello en lo que creen.

http://dfaa639095fa0293615a-74c3dcaca50fe6cfec786b085d2f6908.r4.cf5.rackcdn.com/books/images/miniaturaTripa5ca224dc0682cB23344_la-princesa-de-hilfindor1.jpg http://dfaa639095fa0293615a-74c3dcaca50fe6cfec786b085d2f6908.r4.cf5.rackcdn.com/books/images/miniaturaTripa5ca224d07c409B23344_la-princesa-de-hilfindor2.jpg http://dfaa639095fa0293615a-74c3dcaca50fe6cfec786b085d2f6908.r4.cf5.rackcdn.com/books/images/miniaturaTripa5ca224c3c1fc1B23344_la-princesa-de-hilfindor3.jpg
 

Biografía

Juan Antonio Romero Romera nació en 1976 en Albuñol, un pueblecito de la costa granadina. Ahí se crio: colegio, instituto e incluso una intentona de estudiar Ingeniería Agrícola en la Universidad de Almería. Al final regresó a su pueblo para trabajar en lo que siempre había sido su vida, en lo que siempre había visto hacer a su padre: es agricultor, una labor de la que se siente realmente orgulloso.

En 2002 se casó con la que es su esposa y la mujer de su vida en todos los aspectos. Junto a Mari Carmen ha pasado los mejores años y ha tenido a sus dos hijas. Las tres siempre han sido su inspiración para hacer todo cuanto hace.

A escribir se aficionó hace ya tantos años que ni siquiera lo recuerda, mientras escuchaba a su abuelo contar todas aquellas historias de los años que había pasado en la Guerra Civil. Pero verdaderamente fue una afición que nació un día en que su padre le hizo un comentario: «Tengo tantas historias como para escribir un libro». ¿Y por qué no hacerlo? ¿Por qué no escribirlas? Así, desde entonces hasta hoy ha escrito todos esos relatos, va dando vida a tantos y tantos personajes, algo que le ayuda a dejar un rato a un lado la monotonía del trabajo para dejar que la mente vuele.