La grandeza de soñar en ‘El chico máS alTo de la luna’

Noticias | 0 Comentarios

Written by mrmomo

febrero 22, 2021

El chico máS alTo de la luna, que es el cuento que nos ocupa hoy, a buen seguro zambullirá a nuestros pequeños lectores en una montaña rusa de emociones.

Su autor, David Guerrero Martín (Málaga 1975), atraído por el mundo audiovisual debido a su capacidad para crear historias y mundos nacidos de su imaginación crea éste, su primer cuento -que también ilustra de una forma fantástica- con el que recibe un Accésit en el Vll Concurso de relatos breves Guadalupe González Fernández de la Consejería de Hacienda y Administración Pública.

El cuento nos llevará a la vida de Esteban, quien tiene una enfermedad que nadie ha sabido diagnosticar. Nunca ha salido de casa y observa el mundo, con sus ojos tristes de color miel, a través de la luna de cristal de su ventana. Sin embargo, no todo es desconsuelo en esa existencia rodeada de oscuridad, porque…también está ella: Estrella es el único halo de esperanza que ilumina su irrealidad y le da alas para soñar tan fuertemente que alcance sus anhelos en un mundo imaginario hecho a su medida.

Con un sugerente pero accesible lenguaje -cercano a lo poético- y unas ilustraciones que darán una visión completa de la obra. Este cuento se nos presenta en un formato atractivo y accesible para iniciar una lectura infantil que no caiga en la banalidad, nutriendo al pequeño lector al desarrollarse su lado más empático con el protagonista.

El chico máS alTo de la luna es un cuento romántico y atemporal que conseguirá emocionar desde el primer momento, confirmando la importancia de ejercitar el control sobre ese don que es soñar.

Una lectura sensible y bella, que se hace esencial para iniciar a los más pequeños de la casa en la magia de la lectura.

Recibe ‘El chico máS alTo de la luna’ en solo 48h: https://libros.cc/El-chico-maS-alTo-de-la-luna.htm

Related Articles

Related

Publica con nosotros

¿Quieres publicar con nosotros? Déjanos tu información y contactaremos contigo por correo electrónico.