Imaginación dormida, ¡imagina!

  border=

Los objetos nos llaman. Mira a tu alrededor y elige varios al azar. Los que quieras. Unas gafas, un desatascador, una bombilla, un buzón. Ahora, dale vueltas al coco y piensa para qué sirven. ¿En serio, solo sirven para eso? No, no. Inventa, juega... y te sorprenderás con un sinfín de posibilidades fantásticas.

«Cuentobjetos», doce divertidas minihistorias con piratas, brujas, insectos y hasta un atrevido duende que te invitan a ver más allá de tus narices, se presenta el sábado 17 de febrero, a las 12:00 horas, en la librería Isla de Papel (Puerta Osario, 14. 41004, Sevilla).

Si alguien sabe cómo contar cuentos, ese es nuestro polifacético Fran Nuño, escritor, dinamizador cultural y librero-editor. Tiene publicados, en distintas editoriales, más de treinta y cinco libros, sobre todo de literatura infantil y juvenil, además de dos manuales sobre el fomento de la lectura. Por otro lado, tiene en su haber varios premios y menciones, dos de ellos en EE. UU. (Michigan, 2013; Nueva York, 2017), al mejor álbum ilustrado en español y al mejor álbum ilustrado para todas las edades. Cada temporada realiza infinidad de actividades en colegios, bibliotecas, librerías, ferias del libro, etc. Ha sido traducido al gallego, valenciano, catalán, inglés, alemán, árabe, portugués, mandarín y coreano. Sus libros se comercializan, además de en España, en América y Asia. Mas información en: www.frannuno.es

Las ilustraciones, con un sabor muy actual, como sacadas de la animación digital, corren a cargo de Sandra Avecilla. Desde muy pequeña siempre le ha gustado crear, por lo que pronto supo que Bellas Artes sería la carrera de su vida. Ha realizado diversos talleres de ilustración para aprender de otros creativos, pero sobre todo es una autodidacta. Tras cursar un máster en Guion, Diseño y Programación de Videojuegos, participó en varios proyectos como artista conceptual. Actualmente trabaja como ilustradora en obras personales y colabora con diversas editoriales. También se está preparando para ser profesora tras haber completado un máster en Educación. Su objetivo: seguir creciendo como artista; hacer llegar sus ilustraciones al mayor número posible de personas, con el fin de colorear sus vidas y demostrarles lo bonito que es vivir la fantasía.